Aceite de CBD para la depresión ¿Ayuda realmente?

La depresión es un trastorno mental que se caracteriza principalmente por un bajo estado de ánimo y/o sentimientos de profunda tristeza debido a la alteración del comportamiento y del pensamiento, asociado a un elevado nivel de mortalidad.

Se puede detectar este comportamiento fácilmente en una persona ya que sus síntomas más habituales son el cansancio extremo, la perdida de interés, la tristeza patológica y la disminución de vitalidad entre otros síntomas como la pérdida de confianza en sí mismo o en los demás, la disminución de la concentración, la memoria, los sentimientos de culpa o incapacidad, la irritabilidad o las ideas de muerte y/o suicidio.

Se conocen tres tipos de depresión que son los siguientes: 

  1. La depresión mayor: se sabe que es de origen biológico o endógeno, con un grado alto de componentes genéticos y menor influencia de los factores externos, en algunos casos guarda cierta relación con la estación del año.
  2. La depresión reactiva: es aquella generada por tener una mala adaptación a circunstancias ambientales estresantes. También se le conoce como trastorno adaptativo ya que se trata de un estado de ánimo deprimido producido por algún acontecimiento negativo ocurrido en la vida de la persona.
  1. Distimia: un tipo de depresión anteriormente conocida como neurosis depresiva, caracterizada por ser un cuadro depresivo con menor intensidad en comparación con el tipo de depresiones antes mencionadas.

Este trastorno es totalmente distinto ya que actúa de manera persistente a largo plazo, perdiendo el interés en las actividades de la vida cotidiana, posiblemente hasta llegando a pensar que la vida no tiene ningún sentido.

Los tres tipos de depresiones finalmente se suelen simplificar como un desequilibrio neuroquímico según algunos especialistas. Aunque que estos entran en desacuerdo ya que varios de ellos creen que en vez de ser (la depresión una causa), las (deficiencias neuroquímicas son un síntoma)

Es aquí donde según estudios hechos por La Organización Mundial de la Salud el CBD si bien no cura la depresión ha demostrado ser una gran sorpresa para su continuo tratamiento, ya que el cuerpo humano produce sus propios cannabinoides mejor conocidos como (ENDOCANNABINOIDES)

Según los especialistas por medio de estudios han logrado demostrar que el (CBD) logra interactuar con el (SEC), que es el sistema endocannabinoide del cuerpo.

SEC es una red de moléculas y receptores que ayudan a regular algunas funciones del cuerpo como por ejemplo: el estado de ánimo, el sueño y el apetito mediante la vinculación a un sistema de receptores que se encuentran en el cerebro.

Una investigación hecha pre clínicamente por La Organización Mundial de la Salud confirma el alto potencial antidepresivo que aporta el CBD actuando como tratamiento para la depresión por medio de la mejora de actividad de los receptores a los que se conecta la serotonina y así los efectos del CBD en el SEC y su capacidad para liberarla y optimizar son los causantes de producir un efecto relajante y calmante que gracias al CBD.

La principal razón por la que los científicos confirman que el CBD es eficaz en el continuo tratamiento para aliviar la depresión está relacionado con el receptor 5-HT 15, que es el receptor encargado de liberar la serotonina consiguiendo aumentar la producción y así logra estabilizar su presencia en el cuerpo.

Lo que quiere decir que la serotonina afecta parte de las habilidades motoras y emocionales del cuerpo. Por eso es considerado un estabilizador del estado de ánimo natural que hace hacer la digestión luego de comer y dormir.

Niveles bajos de serotonina pueden llevar a sufrir una depresión por lo que lo especialistas  proponen el uso de CBD para aliviar estos síntomas, logrando aumentar la producción de esta sustancia en el organismo y ayudando eficazmente en el tratamiento.

Los estudios también revelan que el CBD afecta al hipocampo, una de las partes más pequeñas del cerebro que afecta nuestro sistema límbico, un sistema de nervios y redes en el cerebro que controla nuestras emociones como por ejemplo: el placer, el enfado o el miedo, el hipocampo de igual manera controla funciones básicas como cuidar a niños, el hambre o el sexo.

Siendo este una pequeña parte del cerebro, tiende a reducirse cuando se sufre ansiedad o depresión y el CBD es eficazmente capaz de estimular la neurogénesis que es un proceso mediante el que se permite que el cerebro produzca nuevas neuronas a partir de células madres y moléculas progenitoras.

Actualmente se conocen beneficios médicos mediante el uso del CBD y si la depresión se trata por este método, los pacientes tendrán pocos o ningún efecto secundario.

¿Cómo consumir el CBD para la depresión?

El cbd se puede consumir en distintas presentaciones aunque en el caso de la depresión los científicos recomiendan usar una dosis diaria de aceite de CBD o cápsulas de CBD, ambos productos resultan tener los mismos ingredientes.

El aceite de CBD o cápsulas de CBD tienen una única diferencia que es el aspecto y su forma de dosificar.

La Organización Mundial de la Salud recomienda a las personas que sufren depresión comiencen su consumo con una dosis de 5-10 mg de CBD durante el día. 

Para pacientes con un alto grado de depresión se recomienda aumentar la dosis consumiendo varias veces aceites o cápsulas de 5-10 mg durante el día hasta conseguir el efecto deseado.

Su presentación en cápsulas de gel contienen una dosis restablecida que suele ser de 25 mg de cbd por cápsula recomendado también por especialistas ya que no es un problema atacar la depresión ingiriendo una cápsula de 25 mg al día gracias a que no se puede sufrir una sobredosis de CBD y tampoco puede provocar efectos secundarios significativos.

Las populares cápsulas al igual que los aceites proporcionan al paciente alivio durante largas horas, en algunos casos dependiendo del metabolismo se pueden llegar a aliviar durante todo el día. Teniendo en cuenta que este tipo de productos de CBD logran provocar el efecto deseado 90 minutos o posiblemente más tiempo después de ser ingerido.

La biodisponibilidad del CBD

Dependiendo de sus diferentes métodos de administración se producen resultados distintos. Es necesario tener en cuenta que la eliminación del CBD gira directamente en torno a la forma en la que el cuerpo humano procesa el  componente.

Esto cambia dependiendo de la presentación de CBD que se use por ejemplo, si se administra vía oral tiene una baja biodisponibilidad de alrededor del 13-19%.

La biodisponibilidad se conoce como un medicamento (en este caso el CBD), es la cantidad de CBD que ingresa a la circulación para producir un efecto activo. 

La biodisponibilidad del CBD ingerido en comparación con una dosis intravenosa de CBD, (UNA INYECCIÓN) , o cualquier otro tipo de medicamento en la vena significa que su biodisponibilidad media sería de 100% debido a que el medicamento ha sido inyectado directamente a la circulación sistémica.

Distinto a cuando se ingiere una cápsula de aceite de CBD ya que el material de la cápsula se desplaza a través de los órganos, se procesa en el intestino y el hígado antes de alcanzarse la circulación sistémica.

Estudios revelan que el CBD conlleva un proceso metabólico similar al de otras drogas que se descomponen por las enzimas intestinales y/o (hepáticas) y se caracteriza por ser un metabolismo de (“Primer paso”), por lo que la baja absorción del cbd administrado vía oral se le atribuye en gran medida al (metabolismo de primer paso).

El cbd es el encargado de atravesar el sistema enzimático CYP450 en el hígado, que según estudios es la vía clave para el metabolismo de los fármacos, es aquí donde el CBD se inactiva y se prepara para ser eliminado del cuerpo por medio de los riñones.

Existen al menos “100” tipos de metabolismos distintos del CBD descubiertos mediante estudios en varias especies de animales.

Estudios confirman que los principales metabolismo del cbd son derivados del ácido CBD-7-OICO(7-COOH-CBD). 

La Doctora Celeste Romero quien es psiquiatra e investigadora del Centro de Estudios de la Cultura Cannabica le parece increíble que en la actualidad se sepa tan poco sobre el cannabis y no se permita su cultivo siendo esta una planta medicinal utilizada muy antiguamente por las primeras civilizaciones.

Existen registros que datan desde hace unos 4.000 años utilizada por los chinos, a la Dra. le parece insólito que se desconozcan sus múltiples propiedades y que para poder hacer uso del aceite de CBD proveniente de la planta de cannabis usada para tratamientos medicinales, millones de familias hayan tenido que hacer manifestaciones masivas ante las autoridades.

Opina la Dra. que la función nace al considerar que el cannabis medicinal es lo mismo que la marihuana si más conocida hasta ahora por la sociedad y las autoridades, lo que se desconoce es que si bien provienen de la misma planta sus principios activos y sus aplicaciones son bastante diferentes.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *