CBD y alcohol

CBD y alcohol

El CBD y alcohol es una dupla que a primera vista genera gran cantidad de dudas, considerando sus efectos. Pero durante los últimos años las propiedades medicinales del cannabis o marihuana, específicamente del CBD han comenzado a ser investigadas, así que en la actualidad se presenta un panorama diferente que conviene conocer.

CBD y alcohol

El CBD o cannabidiol es uno de los cannabinoides principales que componen la marihuana junto al THC, pero el CBD tiene la capacidad de generar alivio al dolor y la inflamación incluso a nivel crónico, también puede controlar las convulsiones, combatir problemas en la piel y generar estados de tranquilidad y relajación, entre otros, es por esto que se utiliza para tratar diversas enfermedades como la epilepsia, la enfermedad de Crohn, eccemas, depresión, entre otros.

En cuanto al alcohol, se trata de la droga aceptada a nivel mundial, se conocen sus efectos de euforia, desinhibición, pérdida de coordinación del movimiento, disminución de la conciencia, entre otros, todo dependiendo del tipo de bebida y el porcentaje de alcohol. 

Ahora bien, la interrogante está en cuáles son los efectos del CBD y alcohol si se consumen juntos, qué podría generar en el organismo, si resulta positivo o negativo para la salud y bienestar. 

CBD y alcohol: Estudios realizados

Hasta el momento el CBD continúa siendo investigado, aún faltan profundas indagaciones para poder determinar los verdaderos alcances de este cannabinoide y sus efectos para el tratamiento de distintos padecimientos.

Así que en relación a su uso junto al consumo de alcohol aún se conoce muy poco, aunque se han llevado a cabo ciertas investigaciones y experimentos, los cuales han permitido determinar que el CBD podría reducir los niveles de alcohol en la sangre, aunque esto no quiere decir que pueda disminuir sus efectos. 

Es decir, la combinación de CBD y alcohol representa un nivel más bajo de alcohol en la sangre, también existe la posibilidad de que el CBD podría reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad hepática, ya que hay algunos indicios de que el cannabidiol podría tener la capacidad de intervenir en la gestión del nivel de alcohol en sangre.

Sin embargo, esto no está aún confirmado, es importante esperar más estudios que puedan confirmarlos verdaderos efectos y consecuencias de consumir estas sustancias. En suma, hay un aspecto sumamente importante, cada persona puede reaccionar diferente al CBD, puede variar según la concentración de CBD y la frecuencia con la que se consuma.

Igualmente, depende del tipo de alcohol que se consuma y su concentración, así como la condición física de la persona y sus particularidades, si sufre alguna enfermedad o padecimiento.

El lado positivo del CBD

Por otro lado, los efectos del CBD por sí solo hasta el momento cuentan con mayores bases que respaldan su consumo, además es muy fácil de utilizar, se puede apostar por el aceite de CBD que se consume por medio del método sublingual o incluso agregarlo a las comidas, también es estupendo apostar por los beneficios de la crema CBD la cual se aplica directamente sobre la piel.