Cremas de Cáñamo

Mostrando todos los resultados 9

Cremas de Cáñamo natural de las mejores marcas del mercado. No contienen ni THC ni CBD ya que están elaboradas con semillas de cáñamo natural.

-26%
19,95 14,85 IVA incluido
-26%
19,95 14,85 IVA incluido
-26%
19,95 14,85 IVA incluido
-30%
9,95 6,95 IVA incluido
-25%
19,85 14,85 IVA incluido
-30%
9,95 6,95 IVA incluido
-22%
22,95 17,95 IVA incluido
-32%
-17%
17,95 14,95 IVA incluido

Las plantas del cáñamo, conocido también por su nombre en inglés hemp, pertenecen a la familia de las cannabáceas y constituyen un antiguo cultivo utilizado principalmente en la industria textil por las características de sus fibras. 

Las cremas de cáñamo natural se elaboran a partir del aceite obtenido por presión en frío de las semillas de la planta, por lo tanto no contienen CBD ni mucho menos THC. Por esta razón son de venta libre y no requieren autorizaciones especiales para su comercialización.

Estas cremas de cáñamo sin CBD presentan propiedades terapéuticas tales como las de orden antiséptico y antiinflamatorio, cuando son aplicadas de manera tópica sobre la piel y se distribuyen en forma de pomadas, gel, aceites o lociones corporales. 

Los efectos concretos de la aplicación son visualizados como relajante, calmante, antiartrítico, analgésico, antibacteriano, antieruptivo.

Además de sus propiedades curativas, se utilizan en cosmetología por su poder nutritivo, proteico y humectante originado en su contenido de ácidos grasos como el ácido gama linoleico y los ácidos Omega 3, Omega 6 y Omega 9; con potente efecto hidratante. 

En este sentido y considerando sus facultades terapéuticas y cosméticas, hay evidencia probada de su acción positiva para combatir el acné y aliviar la psoriasis.

Desde el punto de vista exclusivamente cosmético, las cremas de cáñamo sin CBD exhiben una alta capacidad para mejorar el aspecto de la piel por su facultad antioxidante sustentada en su contenido de Vitamina E y ácido fenólico.

Uno de los grandes aciertos que ha favorecido la distribución masiva de estos productos corresponde a las acciones de marketing, cuando se decidió abandonar la equívoca promoción basada en el clásico símbolo de la hoja de marihuana.

 Este distintivo sólo servía para ocasionar polémicas y malentendidos, al habilitar que se relacione a estos productos cosméticos y terapéuticos con inexistentes efectos psicoactivos.

Elaboración de la crema de cáñamo sin CBD:

Es muy importante diferenciar las formas de preparación, porque hay recetas para elaborar cremas a partir de los cogollos o incluso de la maceración de las hojas de cannabis. En estas formulaciones se incluyen procedimientos de cocción o extracción a base de solventes, que son perjudiciales para los ácidos grasos esenciales.

Pero, fundamentalmente, se observa que estas recetas producen el arrastre de cannabinoides en proporciones que no pueden predecirse. 

Es más apropiado llamar a las así obtenidas como cremas de cannabis y no son exactamente el producto que se está buscando elaborar aquí, porque contienen cantidades significativas de CBD y THC.

El procedimiento recomendado, en cambio, es la extracción del aceite de cáñamo a partir de la primera presión en frío de las semillas, que permite obtener un producto oleoso de máxima pureza sin alteraciones orgánicas por cocción ni mezcla de solventes.

Este aceite se hidrata con agua destilada e infusión de caléndula, que posee propiedades descongestivas, analgésicas y epitelizantes, además de favorecer la formación del tejido epidérmico en pieles sensibles y deterioradas. 

Una vez hidratado el aceite, este preparado debe emulsionarse para convertir la solución líquida en una crema, para lo cual se utilizan compuestos autoemulsionantes como la cera Protelán, de origen vegetal y muy usada por sus propiedades en alta cosmética. También se puede emplear la cera Lanette, de similares características. 

La elaboración se complementa con el agregado de alcohol cetílico o palmitílico, obtenido a partir de aceite de palma o de coco, que contribuye a dar a la mezcla una consistencia adecuada y estable. A continuación, se emplea también el bórax o tetraborato de sodio, que es un cristal soluble con efecto ligeramente astringente y coadyuva como coemulsionante y blanqueador de la crema.

Por último y para evitar que el producto se altere o contamine se suele agregar el conservante, que puede ser Sharomix 705, que es un estabilizador de amplio espectro constituido por ácidos orgánicos libres de formaldehido, parabenos y compuestos halogenados o etoxilados.

Ahora sí, el resultado final es la obtención de cremas de cáñamos sin CBD de excelente calidad.

Usos de la crema:

La primera aclaración pertinente es que, pese a sus múltiples propiedades benéficas, la crema de cáñamo no es un ungüento mágico. Por eso, y para no perjudicar al producto, es conveniente señalar sus reales aplicaciones luego de realizar un repaso serio de las características comprobadas técnicamente.

Dado que existen distintas formas de elaboración de las cremas y diversas fuentes de obtención de la materia prima, tales como hojas, tallos, flores y semillas, es posible encontrar diferentes concentraciones de sus principios activos.

La AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) establece que el contenido de tetrahidrocannabinol (THC), debe ser inferior al 0,2% en volumen para que el producto sea aprobado como una sustancia de venta libre.

Contemplando estas restricciones, en principio están acreditadas las bondades de los derivados del cáñamo natural en su empleo como analgésico, antiinflamatorio, cosmético, balsámico, hidratante y nutritivo.

En la industria cosmética se utiliza con propósitos estéticos como tonificante y humectante, debido a su elevado contenido en ácidos grasos esenciales, como ya se expresó, Omega 3, Omega 6 y Omega 9, que lo convierten en un agente ideal para pieles secas.

Actúa sobre la piel de modo que los aceites vegetales se combinan con la estructura sebácea de la piel y contribuyen a mantener el manto hidrolípido, reduciendo la pérdida de hidratación epidérmica para conservar la piel humectada.

También se utiliza en aplicaciones cosméticas con fines terapéuticos, en especial para tratar complicaciones cutáneas con origen en procesos inflamatorios, eruptivos y autoinmunes como la dermatitis, psoriasis, acné y eczemas.

Esta acción curativa se basa en el poder antioxidante otorgado por su riqueza en ácido fenólico y Vitamina E, que lo hace apto para pieles sensibles. 

En definitiva, se puede concluir que las cremas de cáñamo sin CBD son indicadas especialmente para su uso en pieles secas y delicadas. 

Sin embargo, en las diferentes versiones comerciales del producto se amplía su rango de alcances porque lo mezclan con otras sustancias para el cutis como aloé vera, colágeno y ácido hialurónico.

Cremas de Cáñamo

Las Cremas de Cáñamo son muy eficientes para tratar problemas de salud, sobre todo a nivel tópico. Son elaboradas a partir de semillas de cannabis, y no contienen CBD ni THC.

Si bien los efectos del CBD han sido probados con cierta regularidad, en esta oportunidad hablaremos solo de aquellas cremas o pomadas preparadas nada más que con las semillas, atendiendo a sus propiedades terapéuticas.

Qué contienen las Cremas de Cáñamo

Sus propiedades nutritivas son asombrosas y múltiples, y por eso se eligen para hacer cremas de Cáñamo, tópicas, para problemas de la piel e inflamaciones. Su contenido proteico es altísimo, y hasta ahora solo se ha conseguido la misma cantidad de proteína vegetal en la quínoa.

Estas semillas tienen un gran porcentaje de omega 3 y dosis importantes de ácido gama-linoleico. Los ácidos grasos presentes en las semillas de cannabis, y las vitaminas A, E y D, ayudan a eliminar infecciones cutáneas.

Cremas Cáñamo

Para qué usar Cremas de Cáñamo

Las Cremas de Cáñamo que se basan solo en las semillas son igualmente potentes para combatir ciertas dolencias inflamatorias y problemas de piel.

Como son hechas con las semillas, es muy fácil elaborarlas en casa, ya que no se necesita extraerles el CBD, uno de los procedimientos más complicados. Claro que las lociones y cremas tópicas de cannabis han sido utilizadas desde la antigüedad.

Cremas de Cáñamo España

¿Desde cuándo se usa la Crema de Cáñamo?

Los antiguos las usaban como antiinflamatorio y antibacteriano además de analgésico, y se popularizaron ya a mediados del siglo XIX. 

Y a finales del siglo pasado, los numerosos estudios sobre sus propiedades curativas y la campaña para legalizar esta planta sacaron a la luz, otra vez, todos sus beneficios. De hecho, muchísimas marcas de cosméticos, reconocidas mundialmente, comenzaron a elaborar sus Cremas de Cáñamo.

La principal característica es que no contienen CBD ni THC, y esto permitirá que se generalice aún más su uso, y se recomienden a todo tipo de personas preocupadas por su salud y quieran beneficiarse de productos naturales y efectivos.

comprar cremas de cáñamo

Efectos relajantes de las cremas de Cáñamo

Las semillas de cannabis tienen efectos relajantes, por lo que sirven para problemas de artritis o de inflamaciones articulares así como musculares. Son muy efectivas al aplicarse puntualmente en los lugares donde hay dolor.

En el caso de la artritis, sus efectos analgésicos y antiinflamatorios son altamente beneficiosos para aliviar los síntomas de esta dolencia, ya que actúan directamente sobre las articulaciones.

tienda cañamo españa

Cremas de Cáñamo para mejorar la piel

Los abundantes elementos grasos ayudan a hidratar la piel, mejorando problemas de acné. Y es que estos aceites vegetales fortalecen una función de la piel, la barrera epidérmica, actuando conjuntamente con el sebo natural y evitando la pérdida de hidratación.

cremas de cañamo legal

Sus efectos antiinflamatorios y antibacterianos, en el caso del acné o eccemas, aseguran y controlan la producción de grasa y evitan que las espinillas y barros se infecten.

cremas hechas con semillas de Cáñamo

Vitaminas de las cremas

Por otro lado, su contenido en vitamina E y en ácido fenólico producen un efecto antioxidante, mejorando ostensiblemente el aspecto de la piel.

Si nunca has probado las Cremas de Cáñamo, ponte un poquito en la parte interna del codo y espera unas horas para ver si te produce alguna alergia. Si no es así, puedes usarlas con total libertad.

PRECAUCIONES

Las cremas de cáñamo, al tratarse de productos naturales y por no existir evidencia de que puedan pasar al torrente sanguíneo desde la colocación externa, no presentan efectos secundarios nocivos ni contraindicaciones particulares. 

La aclaración es pertinente, porque el principal temor que ronda sobre estos artículos para un sector del público está relacionado con la presencia de principios psicoactivos de algunos de sus componentes y la posibilidad de que alcancen al sistema nervioso central. Algo que está totalmente descartado para el uso tópico de derivados del aceite de semillas.

No obstante y por precaución, no se recomienda su empleo durante el embarazo y la lactancia ni tampoco el suministro en ninguna de sus formas a niños menores de 10 años, tal como sucede con la mayoría de los fármacos.

Con mucha cautela y bajo consulta médica pueden suministrarse a los individuos adultos mayores.

En este caso hay que tener en cuenta que se está ante la presencia de una población habitualmente polimedicada, con dolencias y afecciones propias de su edad como la hipertensión, diabetes, insuficiencia cardíaca o renal, depresión y otras.  

Por eso se requiere el monitoreo clínico de los mayores, previo y durante la administración de las cremas.

Conclusión:

La producción y distribución de cremas de cáñamo sin CBD ha ido en constante aumento porque se trata de una mercancía probadamente inocua y efectiva en sus aprovechamientos cosmético y terapéutico.

Otro dato interesante para destacar lo constituye el hecho de que este tipo de artículos gozan de altos niveles de venta on line y se comercializan mayormente a través de los diferentes sitios y páginas de internet especializados.