Sistema endocannabinoide

¿Has escuchado hablar del sistema endocannabinoide ? ¿Cuál es su relación con las plantas medicinales? Alrededor de este tema se encuentran muchas preguntas, dado que este sistema es relativo “nuevo”. Es decir se descubrió hace poco y aún existen muchos estudios a medios para dar con respuestas más claras.

Sistema endocannabinoide en humanos

Las plantas de cannabis perteneciente a las sativa L , desde hace millas de años han sido utilizadas con fines terapéuticos y recreativos. Cuando en Europa y América ni se sabía de su existencia, ya en el continente asiático formaba parte de su cultura. Su uso se hacía por medio de infusiones, y se lograba extraer las propiedades medicinales, que en su mayoría se asociaban con los efectos analgésicos y antiinflamatorios .

Si hubo salido de Asia como una planta medicinal la historia de la marihuana fue otra. Muchos estás conociendo plantas como “una droga pasiva”. A diferencia de otras no lleva al organismo a estados alterados, sino al contrario te da un subidón calmado. Asimismo, hoy en día ya se ha ido eliminando un poco el término de droga para formar parte del mundo de la marihuana medicinal.

Ahora bien, a partir de los años 90 aproximadamente se ha venido tomando en cuenta las propiedades de la planta, sus efectos y los resultados han arrojado muchas sorpresas. En consecuencia, desde que comenzaron las investigaciones y hasta la fecha se han dado a conocer más de 200 compuestos químicos derivados de la planta de cannabis. De Hecho sí hacen procesos de extracción de CDB y el THC, lo eliminan casi en su totalidad para dejar a un lado los efectos psicotropicos.

Por lo tanto, todos deberíamos tomar las medidas necesarias para cuidarlo . Esperamos futuras investigaciones que continúen desentrañando el funcionamiento interno de esta obra maestra biológica.

cannabis medicinal
fitocannabinoides

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

¿Qué función cumple el sistema endocannabinoide?

El sistema endocannabinoide (ECS) está formado por un grupo de receptores cannabinoides que están localizados en el cerebro y que se conectan a través del sistema nervioso central y / o periférico.

Este sistema está directamente involucrado con algunos procesos fisiológicos como el apetito, el humor, el efecto placebo, y hasta con el umbral del dolor. Muchos prefieren identificarlo como un sistema de comunicación entre los procesos corporales y el cerebro.

A lo largo de nuestra investigación se encontró un estudio donde un grupo de científicos explicaban que para entender el comportamiento del sistema endocannabinoide era importante conocer acerca de la homeostasis . Ya que una de las funciones principales del sistema es ayudar a mantenerla equilibrada.

Los mecanismos del cuerpo han evolucionado para devolverle el equilibrio para siempre. Y este proceso de mantener el cuerpo en equilibrio es la homeostasis.

Te vamos a dar un ejemplo: El organismo no quiere de por sí estar desnivelado, por ello es que se mantiene una temperatura estable. Lo mismo ocurre con los niveles de azúcar, el colesterol y los triglicéridos, por solo nombrar algunos. Las condiciones deben ser perfectas para que nuestras células mantengan un buen rendimiento.

El sistema endocannabinoide ha demostrado ser vital para la fisiología humana. Este sistema que lo abarca todo regula muchos procesos en nuestro cuerpo. 

El sistema endocannabinoide juega un papel en muchas funciones corporales y también influye en la activación de otros neurotransmisores como GABA , glutamato y dopamina. La investigación sobre el sistema endocannabinoide es todavía relativamente nueva, por lo que constantemente se generan nuevos conocimientos sobre la importancia de este sistema.

Interferir con el sistema endocannabinoide puede tener efectos masivos . En los seres humanos, por ejemplo, el bloqueo artificial de los receptores CB1 por el fármaco rimonabant puede desencadenar graves trastornos de ansiedad .

Por lo tanto, se retiró del mercado un medicamento con el ingrediente activo. Originalmente, se suponía que el medicamento suprime el apetito para facilitar la pérdida de peso en el caso de la obesidad. Porque los receptores CB1 también controlan el apetito. En los consumidores de cannabis, este efecto provocará un  “destello de ingestión“.

Se sospecha que formas genéticamente diferentes de receptores CB1 invirtió la susceptibilidad a adicciones o trastornos mentales. Los receptores CB1 también son importantes para la neurogénesis. E s decir, la formación de redes neuronales, durante el desarrollo embrionario. En última instancia, el sistema endocannabinoide juega un papel importante en el procesamiento de la información actual, es decir, el acceso a la memoria de trabajo ya corto plazo.

¿Cuándo se descubrió el sistema endocannabinoide?

Quizás te pueda parecer un poco extraño hablar de cuando se descubrió el sistema endocannabinoid e, dado que la existencia del hombre en la tierra data de millones de años, al mismo tiempo este sistema se encuentra en todos los mamíferos. Por lo tanto, siempre ha existido.

Parece extraño que está habiendo tantos avances en la medicina no haya dado con él. Fue hasta el año 1988 cuando un científico llamado William Devane, junto con un equipo de expertos lograron identificar un receptor que tenía mucha afinidad con los cannabinoides de las plantas de cannabis.

Esto causó un nivel de curiosidad tan alto que en diferentes partes del mundo las investigaciones fueron encaminadas por ese rumbo. Fue en 1990 cuando Lisa Matsuda dio a conocer el receptor CB1 e hizo muchas investigaciones al respecto, donde se resaltan:

  1. Expresión del receptor cannabinoide CB1 en células similares a macrófagos de tejido cerebral.
  2. Aspectos moleculares de los receptores cannabinoides (Febrero, 1997)
  3. Unión al receptor de cannabinoides y expresión del ARN mensajero en el cerebro humano (Enero, 1995)
  4. Localización del ARN mensajero del receptor cannabinoide en cerebro de rata (Enero, 1993).

El receptor de THC y sus implicaciones

Ya en 1993 se da a conocer al mundo la existencia de receptor CB2 ; y el 1995 se termina de identificar el 2-araquidonilglicerol (2-AG). Con esté último se completa el sistema y se comienza a dar a conocer como el “sistema endocannabinoide”.

Solo han pasado 30 años desde su descubrimiento y han generado cientos de estudios a favor de la marihuana medicinal como alternativa terapéutica. Estos estudios han sido importantes aportes para la industria farmacológica y el uso del cannabis terapéutico.

Estructura del sistema endocannabinoide

Los tres componentes principales del sistema endocannabinoide hijo:

  1. Receptores cannabinoides: Estos se encuentran ubicados justo en la superficie de las células.
  2. Endocannabinoides: ayudan con varias funciones corporales. El cuerpo los produce según sea necesario, lo que dificulte saber resultados son los niveles típicos.
  3. Enzimas metabólicas: Estas enzimas luego cumplen sus funciones descomponen los endocannabinoides.
receptor THC

Receptores

Endocannabinoides

Enzimas metabólicas

Su función principal es enviar una notificación al interior de las células cuando hay condiciones que las obligan a cambiar. Allí se obtiene una respuesta celular acorde con la circunstancia.

Los receptores de cannabinoides se encuentran ubicados en diferentes secciones del organismo, y estos a su vez participan en otros procesos.

Estos receptores a su vez se subdividen en: receptores CB1 y receptor CB2. En el caso de los receptores CB1. E stos se distribuyen principalmente en el cerebro que son responsables del control del movimiento (ganglios basales, cerebelo) y del procesamiento de la información (hipocampo).

Pero algunos estudios han revelado que forman parte de órganos específicos como los riñones y los intestinos. Los CB1 también juegan un papel importante en la motivación y en funciones cognitivas como la formación de la memoria.

En cuanto a los receptores CB2, estos son los principales responsables de la defensa inmunológica en el sistema nervioso central.

Cuando se habla de los endocannabinoides simplemente se trata de pequeñas moléculas que activan los receptores cannabinoides. Estos en realidad, sobre neurotransmisores naturales basados ​​en lípidos que envían señales entre las células nerviosas.

Dos de los principales endocannabinoides que se han identificado incluyen:

  • Anandamida (AEA o araquidonoil etanolamida)

  • 2-archidonoil glicerol (2-AG)

Los expertos creen que hay endocannabinoides adicionales en el cuerpo, pero aún no se conocen definitivamente sus roles y funciones. ¿Quieres saber qué es lo extraordinario? ¡Te vas a sorprend er ! Estos son similares a los que se encuentran en las plantas de cannabis.

Muchos de estos términos pueden llegar a confundirnos, pero en Farma CBD vamos a intentar simplificar la información técnica para que puedas comprender mejor el extraordinario sistema endocannabinoide .

Estas enzimas luego cumplen sus funciones descomponen los endocannabinoides. Y se aseguran de que se utilicen sólo cuando sea completamente necesario. En otras palabras, no vas a encontrar endocannabinoides que estén desperdiciando sus energías en cosas menores.

Te podemos dar un ejemplo para que veas de qué van las enzimas metabólicas. Cuando alguien fuma cannabis y siente un subidón se debe a que un cannabinoide de la planta se adhiere al receptor CB1 en el cerebro.

¿Te es familiar el término THC? Bueno, esa es la enzima que se encarga de “dar nota”. Llamada también “Tetrahidrocannabinol”, está se adhiere a lo que se llama anandamida . Tanto el THC y la anandamida son similares más no parecidas porque está última no te da subidón, pero si tiene un efecto calmante.

En el cerebro, los endocannabinoides y los cannabinoides, actúan como neurotransmisores. Todos los neurotransmisores se comunican con muchos receptores distintos. Por lo tanto, los efectos en su mayoría son diferentes.

sistema endocannabinoide

La activación de los receptores de cannabinoides tiene lugar a través de endocannabinoides. A diferencia de la mayoría de los otros neurotransmisores, los endocannabinoides no se almacenan en las células nerviosas. Sino que solo se produce cuando es necesario. No olvidemos que ambos receptores se pueden encontrar en todo el cuerpo.

Si te das cuenta un cannabinoide de origen vegetal (CBD) no va a tener nunca un efecto psicoactivo . Al contrario, te va a dar la oportunidad de aprovechar todas las propiedades.

Una de las funciones de dicho CBD, es evitar que las enzimas logran descomponer la anandamida, y esta pueda actuar con total libertad. En consecuencia, trae múltiples beneficios para tratar la ansiedad y la depresión.

¿Dónde se ubican los receptores?

receptores CB1

Receptores CB1. Estos se distribuyen en el sistema nervioso central (cerebelo, ganglios basales, córtex e hipocampo). Asimismo, se instalan en los pulmones, el sistema vascular, reproductor y gastrointestinal, los tejidos adiposos y músculos esqueléticos. También hay evidencia de que se instala en el hipotálamo, las amígdalas y la médula espinal.

Receptor CB2. hay evidencia de que se encuentran en el sistema nervioso central. Pero, representado por los llamados “astrocitos”. También están en la piel, los huesos y el bazo esto en mayor medida.

Receptores CB1 y CB2. De forma conjunta lo puedes encontrar en el hígado, el páncreas, la médula ósea y todo lo que tiene que ver con el sistema inmune (macrófagos y linfocitos).

Como te podrás haber dado cuenta la ubicación de los receptores del sistema endocannabinoide es variada. O mejor dicho están distribuidos a lo largo del organismo. Abarcan todos y cada uno de los sistemas y se encuentran activos en sus diferentes formas.

¿Cómo interactúa el THC y el CBD en el sistema endocannabinoide?

Los fitocannabinoides a menudo comparten una estructura molecular similar a nuestros endocannabinoides. El THC tiene una forma sorprendentemente similar a la anandamida, lo que le permite unirse y estimular los receptores CB1 y CB2.

La mayoría de las variedades de cannabis más modernas se han desarrollado durante décadas para convertir al THC en el cannabinoide principal. Cuando se une a los receptores CB1 de nuestro sistema nervioso central, este desencadena su famoso estado alterado de conciencia, lo que provoca un aumento de los niveles de dopamina y otros cambios fisiológicos.

Sin embargo, tanto el THC como la anandamida solo activan parcialmente el receptor CB1. Los científicos también han logrado desarrollar formas sintéticas del THC que activan estos sitios a un nivel mucho más alto. Pero, a menudo con efectos no deseados. Este también se une al receptor CB2, donde actúa como agonista parcial.

A diferencia del THC, el CBD tiene una baja afinidad de unión hacia los receptores CB1 y CB2. De hecho, los resultados muestran que el CBD actúa bloqueando los receptores CB1 en presencia de dosis bajas de THC, presumiblemente reduciendo sus efectos psicoactivos.

El CBD también se une al receptor TRPV1 , un sitio más o menos incluido en el sistema endocannabinoide. La activación de este receptor por un cierto número de moléculas influidas en varios procesos fisiológicos.

Este CBD a su vez puede estimular directamente los receptores CB1 y CB2, aumentando los niveles séricos de anandamida. Esto sucede porque el cannabinoide parece inhibir la enzima FAAH, que normalmente descompone la anandamida, lo que hace que el CBD sea un inhibidor de la recaptación de anandamida.

Los criadores han pasado mucho tiempo creando variedades de cannabis ricas en CBD de alta calidad para satisfacer la demanda de los consumidores.

¿Cómo estimular el sistema endocannabinoide?

A lo largo de este artículo te hemos hablado acerca del papel que juega este sistema para mantener el equilibrio del organismo. Pero, ¿Qué ocurre cuando el mismo sistema pierde ese equilibrio? Las investigaciones sugirieron que todos tenemos un “tono endocannabinoide” óptimo. Un término que se usa para describir el volumen de cannabinoides producidos y circulantes en nuestro cuerpo.

Si hablamos en términos médicos si llegase a ocurrir una anomalía, los especialistas la tratarán como “deficiencia clínica de endocannabinoides”. Entonces, se daría un tratamiento natural para estimular el sistemas y esto obviamente se hace a través de los alimentos, y con el uso del cannabis medicinal . La recomendación, por lo general es la siguiente:

  1. Realizar toda clase de ejercicios aeróbicos. Por lo tanto se puede correr, nadar y manejar bicicleta al menos una hora al día. Esto ayuda a elevar los niveles de anandamida en el cerebro. Al parecer, esta sustancia podría ser la base de estas sensaciones tan placenteras.

  2. Incluir más ácidos grasos. Aunque no lo creas se puede equilibrar los endocannabinoides con la dieta. El cuerpo necesita ácidos grasos omega-3 para sintetizar endocannabinoides. Los alimentos ricos en omega-3 incluyen pescado, semillas de cáñamo, nueces, semillas de lino, semillas de chía y caviar.

  3. ¿ Conoces el cariofileo? este terpeno que se encuentra en muchas hierbas aromáticas y en el cannabis actúa como un cannabinoide dietético. Uniéndose directamente al receptor CB2. Esto los podemos encontrar en grandes cantidades en el romero, la pimienta negra, el lúpulo, el clavo y el orégano. Anexa a la dieta diaria, trufas, nueces de macadamia, pimientos, jengibre y cacao.

Cronograma de las investigaciones más destacadas de la SEC

Entre los años 80 y 90

Año 2000 en adelante...

  • En 1988, conoce el Receptor CB1. Lugar: Escuela de Medicina de la Universidad de St. Louis.

  • Anandamida – 1992. Los investigadores fueron Raphael Mechoulam, William Devane y Lumir Hanus, de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

  • Receptor CB-2 – 1993.

  • En 1995 se descubre el 2-araquidonoilglicerol o 2-AG.

  • FAAH Y MAGL dieron a conocer al mundo en 1997 las enzimas metabólicas.

  • Efecto sequito en 1998. Por S. Ben-Shabat y varios colegas a través del European Journal of Pharmacology.

  • 1999- Canales de iones TRP.

  • 2001 señalización retrógrada.

  • Deficiencia clínica de endocannabinoides. 2004

  • Receptores nucleares. 2005

  • Proteínas unidas a ácidos grasos – 2009.

  • Mitocondria – 2012.

  • El Endocanabinoidomo – 2013.

Estudios e investigaciones del sistema endocannabinoide

Nombrar todos los estudios e investigaciones que se han realizado acerca del sistema endocannabinoide nos llevaría mucho más que un artículo. Pero, en cambio, sí podemos mostrar los estudios más destacados que han marcado la pauta para que las investigaciones continúen. Entre ellos se encuentran:

El efecto séquito -1998, S. Ben-Shabat

Hablar del sistema endocannabinoide y no mencionar al “ efecto sequito ” es casi imposible. En el año 1998, el científico Shabat junto con varios colegas dieron a conocer la afinidad de unión del 2-AG por CB1 y CB2. En ese informe se hablaba de este nuevo término y de las actividades que ejercían sobre la anandamida.

Posteriormente, el efecto sequito fue dando forma y se describe como la interacción compleja entre todos los diferentes productos químicos o “séquito” de la planta de cannabis. En el proceso, se incluyen más de 113 cannabinoides, terpenos, flavonoides y muchas otras sustancias químicas. Todas se encuentran de la planta de cannabis.

Aunque se conoció como “efecto sequito” en 1998, ya en la década de los 60 se estaba investigando algo similar. Pero, los científicos desviaron los estudios y se dedicaron a la identificación de los principales efectos psicoactivos producidos por la planta al vincularlos a una sustancia llamada THC.

Fue después de mucho más tiempo que se hicieron los descubrimientos. Y fue allí donde se lograron confirmar que el THC tiene efectos psicoactivos. Más tarde se descubrió que el THC produce efectos psicoactivos en su forma aislada. Pero los extractos de plantas completos causan menos efectos secundarios y tienen beneficios mucho más potentes.

Se ha demostrado que las sustancias de THC purificadas y sintéticas producen efectos secundarios impredecibles y, a menudo, peligrosos. La sinergia en la planta de cannabis realmente comenzó a desarrollarse cuando los investigadores analizaron el papel que juega el CBD en los beneficios medicinales del cannabis.

Últimos descubrimientos del efecto sequito

En 2006, la investigación mostró que al agregar CBD una dosis de THC, sus efectos secundarios negativos se redujeron significativamente. Aunque existen varias teorías sobre por qué sucede esto. La principal es que el CBD tiene un efecto protector sobre el THC, ralentiza su degradación. Al mismo tiempo ofrece efectos opuestos sobre cosas como la ansiedad y la estimulación mental. Esto compensa muchos de los efectos secundarios negativos del THC y potencia muchos de sus beneficios.

Otros cannabinoides también han demostrado efectos similares, incluidos CBC, CBG y CBN , por nombrar algunos. La mayoría de las personas que conocen el efecto sequito han dado sus impresiones positivas y esto es lo que ha hecho que sigan sumando más investigadores.

Señalización retrógrada – 2001

Un grupo de 3 científicos le dieron forma a estos estudios en el año 2001. A sabiendas que los endocannabinoides son moléculas endógenas que interactúan con los receptores cannabinoides los objetivo molecular del componente psicoactivo del cannabis, ∆9-tetrahidrocannabinol.

La función mejor documentada de los endocannabinoides es el de la señal retrógrada que regula la liberación de GABA a nivel de terminaciones inhibitorias en algunas neuronas del hipocampo y cerebelo.

La despolarización de la membrana postsináptica reduce el IPSC al reducir la cantidad de GABA liberado de la terminación presináptica. Está el efecto está ausente después del tratamiento con un antagonista de endocannabinoides.

Proteínas unidas a ácidos grasos – 2009

Directo de la Universidad de Stony Brook en Nueva York, se dio a conocer la movilidad que ocurre dentro del sistema endocannabinoide. Se constató que la anandamida transporta por medio de un ecosistema interno una proteína de unión a ácidos grasos, esta se conoce como “FABP”

Las proteínas de unión a ácidos grasos pueden dirigir los endocannabinoides al núcleo para la activación a otras ubicaciones dentro de la célula, donde la anandamida se desactiva y se descomponen en metabolitos. Al mismo tiempo los estudios revelaron que los cannabinoides de las plantas, hacen un viaje muy similar y retrasan el desarrollo de las células.

Por lo tanto, el efecto del THC y CBD inhiben, desactivan anandamida y 2-AG mejorando el tono endocannabinoide sin realmente unirse directamente a los receptores.

sistema endocannabinoide
sistema endocannabinoide

El endocanabinoidomo – 2013

Lo último que se conoce es un estudio donde prácticamente se hizo un redescubrimiento del receptor CB1, lo que fue una entrada para más investigaciones.

En este estudio fueron los protagonistas la anandamida, el 2-AG y los receptores CB1 y CB2. Fue fabuloso encontrar que no solo el cannabis contiene estos receptores, de hecho muchas hierbas y especies lo contienen.

Más sorprendió el hecho de que THC y CBD y casi todos los cannabinoides de origen vegetal se acoplan tan fácilmente con los receptores. Estos sin mucho esfuerzo el organismo comienza a disfrutar de los múltiples beneficios. Esta es la forma en la que las terapias a base de hierbas tienen efectos positivos.

A raíz de estas investigaciones es que los investigadores están estudiando la posibilidad de lo que ellos presumen llamar “ sistema en endocannabinoide ampliado ”.

En 2013, Vincenzo Di Marzo, destacado científico cannabinoide. A somó la hipótesis de que el endocanabinoidomo era un hipersistema que relaciona el lipidoma con él una especie de microbioma intestinal. Lo que hace que haya un contacto directo entre el cerebro y la flora intestinal. Si esto es cierto, se reconoce el sistema endocannabinoide como una necesidad para la salud en el organismo se equilibre.

Sistema endocannabinoide

Relación entre la mariguana, el sistema endocannabinoide y la salud

Con el pasar del tiempo las investigaciones, los expertos y los testimonios de los pacientes han ido marcando la pauta. No vamos a ser radicales al decir que todo lo que se tenía que saber está sobre la mesa. Al contrario, queremos dejar en claro que hay mucho por investigar y que la ciencia no ha dejado de indagar acerca de los efec

tos de los cannabinoides, y el cannabis.

Hasta ahora solo se puede aclarar que “un sistema cannabinoide funcional es esencial para la salud”. Los endocannabinoides forman parte del organismo desde el embrión hasta que se completa la fase de crecimiento. Además, en cierta forma nos ayudan a sobrevivir en el medio de las hostilidades.

Ahora bien, a sabiendas de esto, y viendo el comportamiento de las plantas de cannabis los expertos expertos a ciertas preguntas como:

  • ¿Qué pasaría si se utilizan el cannabis como suplemento para mejorar el sistema cannabinoide?.

  • ¿Es posible que la marihuana pueda ayudar a prevenir enfermedades, o estimular el sistema para poder lograr el bienestar a nivel de salud?.

Según muchos expertos en el tema y las investigaciones se ha logrado demostrar que al entrar los cannabinoides de la planta al organismo, produce más endocannabinoides. En consecuencia, más receptores.

Esto se dio a conocer hasta hace muy poco, cuando se hizo un estudio en paciente que nunca consumido cannabis. Se analizó el comportamiento y no se notó efecto alguno. Pero a la tercera o cuarta vez se inició a ver los cambios. La razón lógica de este comportamiento es que al primer consumo se fue creando o construyendo los receptores. Luego varias dosis ya estaban para responder.

sistema endocannabinoide beneficios

¿Es seguro el consumo de cannabis medicinal?

Te vamos a demostrar porque sí es seguro consumir cannabis medicinal, o mejor dicho incluir la mariguana en los tratamientos como un suplemento .

Si se compara los derivados sintéticos del cannabis nos encontramos con un centenar de cannabinoides diferentes, aquí va incluido el THC. Ahora bien, no es recomendable fumar la hierba propiamente porque esto puede causar una irritación a nivel respiratorio, pero se sustituye en otras formas. Las investigaciones han arrojado que las tinturas, las cremas, los aceites y hasta las propias flores de CBD usadas como aromatizantes, realzan sus propiedades herbales y tiene una sin fin de cualidades médicas.

Como te mencionamos anteriormente, el cannabis siempre ha tenido una gran relación con la medicinal. Lo que ocurre es que el hecho de que la mariguana esté tan vinculada al narcotráfico, hace que las investigaciones sean más extensas. Hasta los momentos, lo que se sabe refleja una confirmación de que el cannabis es altamente beneficioso.

El problema radica en que no todos los médicos comprenden los beneficios, o simplemente no se atreven a hablar a favor de la mariguana. Por está razón es que no todos los galenos se atreven a recomendarlo, lo que da pie a que los pacientes se automediquen y sigan las recomendaciones de las dosis sugeridas.

Aunque esto afortunadamente está cambiando. Ya las personas quieren tratamientos seguros, orgánicos y que no sean tan costosos, para estimular la capacidad de nuestro cuerpo para curar a sí mismos y ayudar a muchas personas a mejorar su calidad de vida.

Sistema endocannabinoide y que es